Usamos un tratamiento biológico a base de aceite de neem además del bórax – ácido bórico para tratar nuestro bambú para un uso a largo plazo.